el blog de reseñas de Andrés Accorsi

martes, 27 de diciembre de 2011

27/ 12: DEATH NOTE Vol.9


Otra vez hubo que esperar seis meses para que los amigos de LARP editaran un nuevo tomo de Death Note. La verdad, ya no hay palabras para tanta desidia, tanta inoperancia, tanto “me chupa un huevo la gente que nos compra”. Se merecen que nadie les compre un puto manga, si no fuera porque la calidad de Death Note justifica casi cualquier garrón que haya que comerse...
En este tomo hay de todo. Incluso una escena de acción que dura más de 10 páginas! Tsugumi Ohba y Takeshi Obata matan a un personaje importante, se sacan de encima al último shinigami que había entrado en escena (de hecho sólo vemos a Ryuk quien, una vez más, no hace nada en todo el tomo) y se concentran –básicamente- en lo jodido que es para Light manener ocultas sus dos identidades secretas: la de Kira y la del segundo L, en una cancha bastante embarrada por el accionar de Mello y Near, los dos pibes yankis que quieren lograr lo que el primer L no pudo: terminar para siempre con el reinado de Kira.
Acá ya pasó algo que no está muy enfatizado en los diálogos, pero que es fundamental para el argumento de la saga: ya no es más secreto el hecho de que detrás de Kira hay poderes sobrenaturales que tienen que ver con los cuadernos y los shinigamis. Ya lo saben la cana de Japón, Near, Mello... falta que salga la nota en la revista Genios, nomás. Y eso no está bueno. La gracia de los primeros tomos era ver cómo toda la gilada investigaba los asesinatos de Kira como crímenes comunes, policiales, sin tener la más puta idea de que en realidad la cosa pasaba por estas criaturas del más allá y sus fantásticos poderes. Ahí la ventaja de Light era grossa. Ahora ya tiene que remar un poco más.
En este tomo sufre mucho, pierde mucho y lo acorralan demasiado. Le queda una carta de triunfo, que es la gran aceptación que logra Kira entre la gente común, especialmente en EEUU, que es donde transcurren casi todas las secuencias de este tramo de la serie. Pero justo cuando la juega, se termina el librito y a esperar otros seis meses a ver cómo carajo sigue la historia. Lo más interesante es cómo Ohba se esfuerza por dejarnos bien en claro que, si bien Near y Mello se oponen a Kira y su particular forma de impartir justicia, no son “los buenos”. Son bastante hijos de puta, tan retorcidos como Light o tal vez un poco más. O sea que de las runflas entre estos tres (y hay varias) sólo puede salir uno de ellos con el ojete en llamas, al grito de “Traidores! Me empomaron al primer descuido!”.
Pero la cosa está planteada así, como una competencia entre Mello, Near y L a ver quién captura primero a Kira. Light (que es L y Kira a la vez) sigue siendo el personaje mejor trabajado y desarrollado de la serie (de la historia del manga, me atrevo a decir) y así como en el tomo anterior vimos bastante de los esbirros de Mello, esta vez el guión le da bastante bola a los esbirros de Near. La que pobrecita sigue morfando banco de suplentes a lo pavote es Misa, otrora fundamental para la trama y hoy convertida en la menos importante de los aliados de Light.
Como siempre, el dibujo de Takeshi Obata se pasa de glorioso. Por supuesto estalla en la secuencia de la razzia en la guarida de Mello, pero también sorprende y emociona en las miles de escenas de gente que piensa, habla o teclea en una computadora. En la página 7 del tomo argentino, justo antes de que arranque el episodio 71 de la saga, hay una ilustración de Obata publicada en blanco y negro, pero que se nota que originalmente era a color. Esa página es la fuckin´perfección y –si te gusta el dibujo realista- vale por sí sola lo que te cobren por todo el tomo. Me la imagino a color y me chorrea la masa encefálica por los agujeros de la nariz.
Quiero leer el final de Death Note, pero YA. En 2011 salieron tres tomos, o sea que hay una remota chance de que antes del 31/12/12 esté publicado el final. Pero yo la empecé a leer en Enero de 2010 (¿te acordás?) y me parece una guachada de crueldad inmisericorde hacerme esperar tres años para saber cómo corno termina la saga...

6 comentarios:

Cristian von Matuschka dijo...

Justamente por las demoras entre las publicaciones de cada tomo he dejado de comprar Death Note y Monster de editorial Larp. Ya no les hago mas el favor. Han perdido un cliente. Me parece que es una falta de respeto hacia el lector. Por ejemplo el caso de Monster que es el mas jodido por tener mas tomos la serie (en total son 18): al ritmo que van cuando van a terminar la publicación? en 4 o 5 años??? Ya de por si es dificil acordarse que paso en el último y a veces hasta conviene leerlo porque hay detalles importantes que hay que tener en cuenta (mas claro se ve en el caso de Death Note). Ya fue!!! Voy a hacer un pedido al exterior que tampoco sale tan caro y completo la serie al toque y listo. Única desventaja es el cambio de edición pero a estas alturas ya me chupa un huevo!!
Atentamente
CvM

Anónimo dijo...

Ponele que duren 2, 3 meses, por quilombos..
Pero es un cago de risa lo que les chupa.
Leí este tomo y si bien seguís la línea, te olvidás mal de los detalles.
Además está un poco estirándose la cosa, decí que dura 12 tomos entonces es relativo.

Anónimo dijo...

Suscribo eso de que los de Larp merecen que no se les compre más nada. Por supuesto, eso hay que decírselo a la editorial, cosa que ya hice. Es horrible la posición en la que te dejan. Uno quiere apoyar la edición nacional pero así se van a la mierda.

CONTRERAS dijo...

ha sido una sorpresa para mi que te haya gustado la segunda mitad del manga

Anónimo dijo...

La verdad que nunca me intereso demasiado el manga de DN, pero dadas las buenas criticas que andrés le ha dado creo que voy a comprar la serie entera de glenat que ahora esta $40 cada tomo y al carajo.

Francisco Sampedro dijo...

Si, el trabajo que esta haciendo LARP en el tiempo de las publicaciones es terrible. Pero para mi vale la pena. Por ahí es que estoy costumbrado recibir pijazos de cualquier tipo de empresa que genera productos o servicios en el país, sin esperar nunca algo de calidad. Por ahí porque prefiero esperar dos años cada tomo antes de leer la horrible traducción en gallego y con recuadros blancos que te tapan la mitad del dibujo cada vez que un personaje tiene un monologo interno(Tengo la teoría de que esta seria la principal razón para que nuestro querido amigo Andres compre la edición LARP). O por ahí es que prefiero esperar, antes que comprar todos los tomos de una y no disfrutarla. No me importa, yo me al banco.

Otro tema, Andres, en reseñas como estas es cuando me dan ganas de recomendarte Bakuman para que leas, principalmente porque soy un fanático y porque veo que lees los comics que te recomiendan si los autores te gusta. Hoy no, hoy me olvido de Bakuman, de Dragon Ball, me olvido de Tesuka carajo. Porque hace apenas una semana leí "Hadashi no Gen", los dos primeros tomo y medio (doce en total) de Keiji Nakazawa, por ahí te suena, por ahí no. Se que si alguien puede conseguir los restantes nueve tomos(tarea en la que yo falle) sos vos Andres, si tenes tiempo y ganas claro, gracias :).