el blog de reseñas de Andrés Accorsi

martes, 27 de mayo de 2014

27/ 05: CREEPY PRESENTS RICHARD CORBEN

Cada tanto uno se da gustos caros. Este es un lujoso hardcover de u$ 30 (para nada disparatado, si pensamos que trae 350 páginas, en excelente papel) que recopila TODAS las historietas realizadas por el maestro Richard Corben para las revistas Creepy e Eerie, durante la década del ´70. Yo ya tenía el hardcover anterior, el que editó Heavy Metal en el 2000 (creo), que hoy tiene fama de Santo Grial inconseguible. Pero este le gana por varios cuerpos. Primero, no es una selección, sino que está TODO, las 40 historietas de Corben y todas las portadas que realizó para esas dos clásicas antologías de terror de la Warren. Segundo, acá hay un cuidado por la calidad de las reproducciones muy superior, con historietas escaneadas de los originales de Corben, historietas que en su momento salieron en blanco y negro coloreadas para esta edición, e historietas mal impresas en su momento a las que el maestro José Villarrubia les retocó el color para que se vean espléndidas. Esto es muy importante, porque (creo que no hace falta subrayarlo) Corben estaba MUY adelantado a su época en materia de color, y las técnicas de impresión de aquel entonces no lograban hacerle justicia al material que entregaba el maestro, por lo menos en las editoriales de EEUU. Y tercero, en el libro de Heavy Metal alguien se zarpó tapando pezones y oscureciendo algunas viñetas para camuflar los desnudos frontales, que acá están perfectamente respetados. Ojo, no son historietas porno, ni casi nunca giran en torno al garche o a la posibilidad del garche. Pero en los ´70 era toda una apuesta publicar historietas de aventuras y terror con tetas al aire, y me parece que no daba para ocultarlas.
Los guiones rompen bastante la fórmula de las antologías setentosas “de misterio” que editaba DC y que vimos varias veces acá en el blog. En las revistas de Warren, además de tetas, había decapitaciones, canibalismo, licántropos, vampiros, zombies, momias, posesiones satánicas y un clima más sacado, menos finoli, en el que la violencia tenía un rol mucho más importante. Además (y en una de esas, de keruza), algunos guionistas bajaban línea acerca del fanatismo religioso, la ambición desmedida de las mega-corporaciones, la inminencia de un desastre ecológico y el deterioro del tejido social en las grandes urbes, de pronto asoladas por asesinos seriales y otros monstruos “de la vida real”. También hay versiones de cuentos clásicos de Edgar Allan Poe (adaptados por Rich Margopoulos) y relatos sumamente pasatistas, con machaca y gore, pero en un clima más bien festivo. En total en el libro hay trabajos de 16 guionistas, entre los que destaco a Bruce Jones, Doug Moench, Greg Potter, Jan Strnad, Nicola Cuti y Gerry Boudreau, autor de Anti-Christmas, una de las dos mejores historias del tomo (la otra es In Deep, de Bruce Jones).
El dibujo de Corben varía mucho de historia a historia. Se trata de 40 historietas realizadas entre 1970 y 1982, un período largo, en el que el estilo del ídolo cambió mucho, muchas veces. En el mix tenemos trabajos más líricos, trabajos más grotescos, historietas en las que Corben juega más a los climas, o más al impacto crudo, cosas que parecen dibujadas a los pedos, a mano alzada, y otras que tienen un laburo que te hiela la sangre. Acá vemos a Corben experimentar con aguadas, con tramas mecánicas, con masas de gris pleno, con el aerógrafo, historietas en las que se ve el lápiz s¡n entintar, con una increíble variedad de texturas, y por supuesto muchas genialidades en materia de color, que es donde el Gigante se sentía más cómodo y donde realmente demostraba ser un distinto. Como en toda antología, en Creepy no faltaba el guionista al que le daban pocas páginas y compensaba metiendo unos masacotes de texto infinitos. Corben tiene que pilotear desde la narrativa varias historias a las que le sobra BOCHA de texto, y casi siempre sale bien parado. Lo más flojo es lo que padecen todas las obras del maestro de esta etapa: las caras de los personajes, que rara vez se parecen de una viñeta a otra. Sin embargo, Corben se mataba en los rasgos faciales, y quizás por eso los personajes solían quedarle un toque cabezones. En fin, detalles que hacían único a este monstruo, siempre difícil de encasillar.
Si sos fan de Corben, seguro escuchaste hablar maravillas de sus coqueteos con el terror setentoso en las revistas de Warren. El día que te decidas a tener todo ese material en un sólo broli, perfecto por donde se lo mire, entrale sin dudas a esta maravilla editada como los dioses (o las criaturas lovecraftianas) por Dark Horse.

8 comentarios:

Sucubo dijo...

Me compré este y el bernie wrightson que esta mas que bien también aunque en la relación calidad/precio no cierra tanto (tiene muchas menos páginas).
Si te cabe el terror setentoso son super recomendables.

Andres Accorsi dijo...

Yo los vi en lo de un amigo que tiene los dos y me pasó lo mismo: del de Wrightson también me enamoré, pero el de Corben me sedujo por la cantidad de material que te brinda por ese precio.

Anónimo dijo...

Una consulta señor crítico Accorsi. ¿Usted se ha auto-impuesto leer sólamente cómics que pueda terminar en un solo día, para poder reseñarlos aquí en su blog y lucirse con sus grandes conocimientos realmente increíbles? Es decir, ¿nunca se leerá por ejemplo un FROM HELL? Porque ese tomo no se lo termina en un día pero ni fumándose pedos... perdone la indiscreción pero me dio curiosidad este hecho. Ya que usted desde hace años parece que no lee cómics para disfrute personal o satisfacción intelectual, o estableciendo el ritmo de lectura que cada obra impone, sino solo pensando ''tengo que leer y terminar algo para reseñar esta noche'' (salvo cuando se va a eventos) ''y para que mis seguidores se enteren de todo lo que leo y todo lo que sé y que leo un comic cada día''.

Saludos desde el Paraguay.

Andres Accorsi dijo...

No, Anónimo...
Libros muy voluminosos (como este de Corben) los leo a la par de varios otros, a lo largo de varios días. Sería imposible bajarme este masacote en un sólo día, excepto que no me moviera de mi casa y no hiciera otra cosa más que leer.
Este libro me llevó... casi una semana, en la que cada día leí un libro normal (que fui reseñando como siempre, en tiempo real) y un tramo del de Corben. Para el último día me guardé... 80 páginas, que me las leí todas de un saque.
En cuanto a lo otro, mi disfrute personal y mi satisfacción intelectual son parte de mi esfera privada; es decir, si disfruto o no, o si lo que leo me satisface intelectualmente o no, es asunto mío, no tengo por qué explayarme acerca de eso.
Lo de los seguidores tampoco me calienta. Yo hago este blog para mí, y si en vez de muchos seguidores tuviera pocos o ninguno, también lo seguría haciendo.

Walter dijo...

Off-topic

Hoy vi que Kevin Smith tiró que la película de Batfleck no va a ser una continuación de Superman en realidad, sino que va a ser la primera parte de una saga de: CINCO O SEIS películas individuales del universo DC/JLA...

O no se animan a hacer películas individuales de cada personaje, o están buscando diferenciarse de la competencia.

A mi me gustó mucho Man of Steel y me da lástima que lo pongan a Superman como personaje secundario en la "secuela". Espero que los resultados sean buenos y todo salga bien, pero esa idea en si me parece un mamarracho. Para mi Warner no tiene idea alguna de que hacer, el único personaje que les importa es Batman... y si siguen así, lo pueden romper de nuevo.

Ulises Toro dijo...

Una pregunta para Andres ¿leiste Rising Star? de J.M. Straczynski. Me gustaria ver una reseña de ese comic, para saber que te parecio. Porque me dejo sin palabras.

Anónimo dijo...

jajajajaja, andaba rondando la policía del intelecto paraguaya

Andres Accorsi dijo...

No, nunca leí Rising Stars...