el blog de reseñas de Andrés Accorsi

lunes, 13 de julio de 2015

13/ 07: ANT-MAN

Hollywood lo hizo de nuevo. Los creativos a cargo del universo fílmico de Marvel volvieron a encontrar la forma de hacer copado e interesante a un personaje que en los comics es menos que un cuatro de copas. Como pasó con los Guardians of the Galaxy, muchísima gente va a entrar al cine diciendo “¿quién carajo es Ant-Man?” y va a salir diciendo “ídolo absoluto Ant-Man”. Y es el mismo Scott Lang de los comics, eh? Presentado de modo distinto, adornado con personajes secundarios y villanos que en los comics no vimos nunca… pero sigue siendo Scott Lang.
El que cambia bastante es Hank Pym (muy bien personificado por Michael Douglas) que ahora asume el rol del veterano retirado que se convierte en mentor del pibe nuevo. Y acá los guionistas Edgar Wright y Joe Cornish se animan a hacer algo muy loco, que nunca habíamos visto en el universo fílmico de Marvel: contar aventuras de un superhéroe ambientadas entre la Segunda Guerra Mundial y la primera peli de Iron Man. ¿Todo para qué? Para darle chapa a este Pym crepuscular y a… al personaje cuya ausencia en casi toda la peli resulta importantísima.
Esta versión baqueteada y apenas oscura de Hank Pym es el elemento más dramático, menos festivo, de una historia en la que la acción va todo el tiempo de la mano de la diversión y hasta del humor. Ant-Man no es una película cómica pero -al igual que Guardians- dedica buena parte de sus 117 minutos a escenas muy graciosas, ya sea por las situaciones bizarras o por lo diálogos, repletos de ingenio, ironía y filo. La comedia se sostiene principalmente en la actuación de Paul Rudd (a quien yo no conocía, y no sé si posee la versatilidad suficiente para interpretar roles en los que no tenga que hacer de fachero/canchero) y de uno de los secundarios creados para la peli, brillantemente interpretado por Michael Peña.
Incluso dentro de este festival de chistes (que rivaliza con el festival de efectos especiales) hay conflictos fuertes, algunos más humanos (la relación de Scott con su hija Cassie, o la tensión entre Pym y su hija, interpretada por Evangeline Lilly) y otros más grandes, más peligrosos, y ahí es donde gana peso en la trama el villano, también muy logrado por Corey Stoll. En el último tramo, esta película tiene algo que casi no hemos visto en toda esta saga de films de Marvel: un villano con máscara y traje de villano. Quiero más de esos. Pero lo mejor es que estos conflictos hacen que los personajes crezcan, que enfrenten lo que les pasa, que no tengan más opciones que cambiar de rumbo, de actitud, aunque más no sea de opinión. Ant-Man no es una peli que pretenda venderte la hiper-epopeya, sino que se apoya mucho más en las luchas internas, las que se desatan en el fuero íntimo de los personajes. Si lográs hacer eso y que además nos cebemos con la aventura y nos riamos con los toques cómicos, sos un grosso.
Por si faltara algo, la gran traición de este guión (Hank Pym nunca fue miembro de los Avengers) está perfectamente justificada y cobra sentido en virtud de lo que pasa al final (en las escenas post-créditos), que obviamente no te lo voy a contar, pero que termina de integrar a esta película al resto del universo fílmico de Marvel. No hace falta boquear mucho, vos ya te imaginarás para dónde va la cosa…
Así que no dudes en pasar por tu cine favorito y subirte a este festival de la imaginación propuesto por el director Peyton Reed. Preparate para delirar con un despliegue visual realmente imponente y sobre todo para disfrutar de una muy buena historia, que te va a dejar pidiendo más. ¿En serio? ¿Más Ant-Man? Sí, en serio. Más Ant-Man.

4 comentarios:

Gustavo dijo...

Andrés, ya que el post es acerca de superhéroes, te hago dos consultas sobre el tema:

Que te pareció lo que escribió Geoff Johns en Green Lantern, en especial Blackest Nights? Digo, comparándola con el crossover de Knightfall-Cataclysm- No Man’s Land, vale la pena o hay mucho relleno.
Te pregunto porque se editó hace poco el primer Omnibus de Green Lantern (de G.J.) y en Agosto viene el volumen 2. El año que viene aparece le tercer tomo…me dio curiosidad.

Otra cosa, recomendas el Deathstroke de Marv Wolfman (60 números)? Se empezaron a re-editar en tpb.

Como siempre, gracias por las respuestas.

Andres Accorsi dijo...

Deathstroke de Marv Wolfman... no es ilegible, pero tampoco imprescindible.
Green Lantern de Geoff Johns, a mí no me gustó. Levanta un poco con la Sinestro Corps War, pero en general es floja. Blackest Night... es más impactante que buena.

German Mazza dijo...

ya quiero ir a ver esta peli!

Andres muy bueno el blog, las reseñas de los comics son zarpadas. ¿Como haces para leer tanto loco? jaja

A proposito, ¿Leiste Hinterkind de Vertigo? termine el vol 1 y me partio la cabeza, me re engancho y eso que no le daba ni dos mangos porque no me gustaban los dibujos... que dolobu

Andres Accorsi dijo...

No, Germán, nunca leí Hinterkind.
Y sí, hace muchos años que hago el blog y ya estoy MUY entrenado para encontrar todos los días un rato para leer y un rato para escribir las reseñas.