el blog de reseñas de Andrés Accorsi

martes, 28 de julio de 2015

28/ 07: AMERICAN VAMPIRE Vol.5

Retomo esta serie que tenía colgada desde el 12/10/14. Este quinto tomo ofrece dos sagas ambientadas en 1954: una (editada originalmente como miniserie por afuera de la colección principal) está situada en Europa, y la otra en EEUU. Las dos sagas escritas por Scott Snyder tienen el mismo problema: como aventuras, son flojas, sobre todo la primera. Les falta sorpresa, les sobra machaca y casi todo lo que sucede parece ser parte de un festival bastante obvio de excusas para que los vampiros pelen garras y colmillos y se den con tutti. ¿Por qué, aún así, se hace llevadera la serie? Por dos motivos.
El primero es la consigna: American Vampire va avanzando a la par del Siglo XX, lo cual le da a Snyder la posibilidad de reflejar en cada arco argumental un punto interesante en la historia más o menos reciente de los EEUU. El guionista investiga, recrea estas décadas del siglo pasado con mucha agudeza y desliza una mirada crítica, muy atractiva, acerca de los procesos sociales y políticos de cada época. Cada situación de vida cotidiana, de gente normal, enriquece los relatos con información muy bien mechada acerca de cómo se vivía en cada momento del Siglo XX en alguna ciudad de EEUU. Sólo por eso, uno banca ese culebrón sangriento entre estas criaturas pesadillescas que –como son no muertos- pueden sobrevivir sin drama al paso de las (muchas) décadas.
Y además hay un segundo elemento atractivo: el desarrollo de personajes. Con el correr de las sagas y las décadas, los protagonistas cambian, evolucionan muchísimo. Pearl Jones, su marido Henry, Calvin Poole, los Vasallos del Lucero, los distintos integrantes de la familia Book… hasta el nefasto Skinner Sweet tiene en cada arco argumental una nueva posibilidad de asumir nuevos roles, o pegarle giros interesantes a su relación con el resto del elenco.
Casualmente eso sucede en el segundo arco incluído en este tomo: Skinner Sweet sigue siendo el sorete irredimible, la escoria vampírica más abyecta del planeta, pero Snyder urde tramas que lo llevan a adoptar (aunque sea un rato) otra actitud, y eso abre posibilidades que nutren mucho a este segmento de la obra, y lo ponen bastante por encima de la saguita en Europa. A esta altura, ya es hiper-obvio que ni Skinner ni Pearl van a morir mientras exista esta serie, pero las vueltas que encuentra Snyder para mantenerlos atractivos son más que válidas.
La saguita en Europa, mientras tanto, naufraga en un argumento bastante pobre, con escaso sustento, pero también se anota sus porotos con el desarrollo de un personaje hasta ahora demasiado clavado en el estereotipo: Linden Hobbes, el circunspecto líder de los Vasallos del Lucero.
Este arco cuenta con los dibujos de Dustin Nguyen, en un estilo muy suelto, donde se nota la velocidad con la que el dibujante se sacó de encima estas páginas. No está mal, para nada, pero no esperes esa elegancia que supo mostrar Nguyen en los trabajos que hizo para las distintas series de Batman. Y después llega el titular, Rafael Albuquerque, el que conoce de taquito a los personajes, el que entiende perfecto los climas que sugieren los guiones de Snyder, el que se lee la mente con el colorista Dave McCaig. Como en el tomo anterior, Albuquerque nos mete en un vértigo repleto de acción y violencia… que te puede llegar a cansar por su excesiva estridencia, o por la grosera escacez de fondos. Por suerte la narrativa es tremendamente ágil y el estilo de Rafael hace que la onda impactante y pochoclera se haga sumamente tolerable.
Y acá se termina la primera parte de American Vampire. Después vienen dos especiales (compilados como Vol.6) y recién después, en lo que sería el Vol.7, el primer arco de la segunda serie regular, titulada Second Cycle. Habrá que buscarlos a ver cómo siguen las historias, porque la verdad que Snyder logró engancharme con varios de los personajes y el dibujo de Albuquerque es una adicción jodida de frenar…

5 comentarios:

Gustavo dijo...

Desde que leí hace un año Astro City vol 2; Confession, también de vampiros y de Vertigo, que le tengo ganas de entrarle a American Vampire.

Como solo hiciste dos reseñas de Astro City en tu blog (Vol 7 & vol 8), te pregunto lo siguiente, Andrés:

Que te pareció Confession?
Leí los 4 primeros TPB y Tarnished Angel le pega en el palo. Los otros dos volúmenes no me llamaron mucho (salvo la genialidad de The Nearness of you).

Otra cosa que no tiene nada que ver. Hace relativamente poco descubri el sello CrossGen que quedo de garpe mal. Aun así, hay dos TPB que me encantaron, Ruse (Waid) y El Cazador (Dixon).
Que te parecieron esas dos obras? Recomendas algo de CrossGen o no vale la pena?

Una más y no jodo más. Tenes algunas recomendaciones de comics de Piratería de los últimos años tipo El Cazador? Sea of Red tal vez?
Mil gracias de antemano como siempre!

Andres Accorsi dijo...

Gustavo, de Astro City me gusta todo. Un poco más o un poco menos, pero me gusta todo.
Tuviste bastante suerte con lo de CrossGen: Ruse es -claramente- el producto más digno surgido de esa línea, y El Cazador no lo leí, pero tengo entendido que también estaba bastante bien.
Una de piratas para recomendarte justo ahora... no se me ocurre. Pero seguro debe haber, sobre todo en Francia. No hace falta caer en clásicos medio oxidados como podría ser Roland el Corsario...

Pablo Zambrano dijo...

Yo de piratas recomiendo Barlovento, de mazzitelli y alcatena y Juan el largo de segura y ortiz (aunque esa tiene un par de decadas)

Gustavo dijo...

Gracias a ambos por la data!

Facundo Wilgenhoff dijo...

Juan el largo es una obra de arte.