el blog de reseñas de Andrés Accorsi

miércoles, 29 de julio de 2015

29/ 07: CHUÑO

Ay, ay, ay… Qué cagada tener que escribir lo que voy a escribir acerca de una obra de un autor nuevo, al que no conocía…
Chuño tiene un guión muy lindo, muy atractivo, fresco, repleto de imaginación, de ternura, de ideas y conceptos novedosos, de momentos fuertes. Un guión no perfectamente redondo, pero muy logrado, muy original y difícil de olvidar.
El dibujo, en cambio, es muy precario. Flojo, descuidado, con inconsistencias técnicas, y con algunas páginas (en especial la 49 y la 65) que me lesionaron las retinas de lo horrendas que me parecieron. De verdad, por momentos pensás que ni a propósito se puede hacer algo visualmente tan feo. Hasta la tipografía de los diálogos es una cosa sosa, triste y crota, que ayuda a que más de una vez me haya planteado no seguir adelante con la lectura del libro. Sobre el tercio final de la obra, el dibujo levanta un poquito y aparecen algunas viñetas un poco más lindas, mejor pensadas y mejor ejecutadas. Pero estamos hablando de un dibujante al que le faltan muchos años de arduo estudio y colosal esfuerzo para poder aspirar a algo que no sean las autoediciones, o a las palmadas en la espalda de alguien que no sea amigo suyo.
Fede Di Pila (que de él estamos hablando) toma la decisión extrema de no apostar a la puesta en página, de sacarla de la ecuación. Así, plantea una única grilla para toda la novela: dos viñetas por página (una arriba y una abajo), de punta a punta, más la ocasional viñeta doble que ocupa toda la página. En general, cuando un autor decide bancar una misma grilla durante toda una novela está poniendo sobre la mesa el artificio, blanqueando –de algún modo- que lo que está haciendo no es lo normal. Es como si te dijera “aguantate esta excentricidad, que capaz que de acá sale algo grosso”. Y sí, hay muchas historietas que sostienen una misma grilla a lo largo de infinitas páginas y logran efectos muy notables.
Dentro de ese “capricho de la grilla única”, la que menos garpa en términos narrativos es la de dos cuadros por página. Es la que más se parece a otra cosa, a un álbum de fotos, a cuadros colgados en una pared, a imágenes que no están yuxtapuestas a los efectos de contar una historia, sino a cualquier otro. Me viene a la mente, por ejemplo, Jacques Loustal, un dibujante de la hiper-concha de Dios, al que lo hemos visto optar más de una vez por la grilla de dos viñetas… y a veces derrapar hacia secuencias apenas hilvanadas, más parecidas a dos ilustraciones independientes puestas una arriba de la otra para hinchar las pelotas. Las viñetas de Chuño, lamentablemente, transmiten eso. Hay que hacer un esfuerzo (sumado al de fumarse ese dibujo tan flojo, a años luz de las maravillas que pela Loustal) para imaginar que son parte de lo mismo, que en cada una vamos a ver la continuación de lo que vimos en la anterior. El flujo del relato, entonces, se ve obstaculizado por esta decisión extraña en materia de narrativa y obviamente eso también resta.
Me queda para rescatar algo del argumento y bastante del guión que –repito- tiene muy lindos momentos, muy buenas ideas y climas muy atractivos. Para la próxima, le recomiendo a Fede Di Pila trabajar en equipo con un dibujante que se cope con sus guiones y los grafique un poco mejor. Y hoy a la noche voy a soñar con el guión de Chuño dibujado por Craig Thompson: si mañana no me despierto, quedate tranqui que me voy a haber muerto muy feliz.

13 comentarios:

Facundo Wilgenhoff dijo...

Andrés, en términos de narrativa, puede q el autor elija reforzar un concepto del mensaje; ésto puede hacerse de dos maneras: por analogía o por contraste. Lo mismo puede decirse de la parte gráfica: puede enfatizar una historia " difícil de olvidar" con un dibujo de mierda, una tipografía desastrosa y demás...

Pablo Zambrano dijo...

Me puse a chusmear la pagina de feisbu de este comic y los dibujos que vi ahi me parecieron bastante lindos. Claro, no es craig thompson, pero de ahi a horribles...

Diego Prósperi dijo...

Yo no vi los dibujos de Chuño, pero no da quedarse sólo con la opinión de una persona. Digo esto porque opino que la opinión suele ser subjetiva. Para gustos, colores.
Luego está el hecho de que si una persona que publicó una historieta, puede ser criticada a través de ella.
Pero una persona que no publicó nada... bueno.
Ojo, una persona que no publicó una historieta no tiene la obligación de hacer pública una historieta de su autoría, obvio. A fin de cuentas, puede compartir aquí su sabiduría con nosotros, los devoradores de las crónicas -a menudo infladas- de "La papa". Y eso, me parece que está muy bien. Lo digo por el comentario de Facundo Wilgenhoff, que me pareció de mala espina. Pobre autor de Chuño, debe estar llorando por los rincones. No está bueno eso. Hay que defender la industria nacional, así el país crece. Donde otros prometen y prometen, otros hacen públicas sus páginas. ¿Y qué obtienen de ello? Ásperas críticas de gente que no dibujó una viñeta. Pero está bien, porque estamos en democracia. Sí, el pueblo al poder. Donde unos ven un pueblo de minions, hay quien ve un pueblo de múñons. En fin. Mucho no importa, si hay alguien bueno en este lugar.

Visual Casual dijo...

Chicooo
No estoy llorando por los rincones ni mucho menos. Si me quedo reflexionando sobre la subjetividad de las cosas, ya que mi autocrítica siempre fue hacia el guión y no al dibujo. Y acá sucede lo contrario...
En cuanto a la narrativa. Hay que probar, experimentar, más como en mi caso que es el de alguien que esta arrancando. Si no, haríamos todos lo mismo, apoyados en lo conocido, que sabemos que funciona y ya.

Saludos!

Diego Prósperi dijo...

¡Así se habla, mi buen!
Si bien de Chuño puntualmente vi las viñetas que compartes aquí en ese blog y en el de Ladrones de historias tienes material chido. Yo no sé qué se creen todos que Craig Thompson es el más papacito, okéy, el chobi ese pues es bien chévere, un güey muy dotado, al nivel de Tim Sale o Malmalawac. Pero no por eso tienen todos que asemejársele. Será que a la gente y quizá a "la papa" no gusta que un@ tenga su propia fe. Igual, yo quiero destacar que de Pablo Zambrano y de usted, Fede Di Pila, hay material que un@ puede ver en la web, pero de Facundo Wilgenoff no, je je. Hasta yo tengo unas pocas weas también.
¡Saludos!

Julián Blas dijo...

A mí lo que me gusta es que en este blog nos encontramos todos, Zambrano, Diego, el gran Wilgenhoff, y hasta el bueno de Tim Sale, que parece está tomando un curso por correspondencia de Modern Schools para aprender a dibujar manos.
En esta apoyo a Chuño, y eso que todavía ni lo leí, pero ahora, lo sé, voy a comprar el libro. Así puedo juzgar a posteriori...
Hay que reconocerle a la Papa que por o menos es franco, lo que le gusta le gusta, así defiende a Brian Janchez, y al impresentable del Waibe.... Dos autores denostados si los hay (yo los he denostado)... así liquidó a Martín Gimenez, el de PETS, que no será la una revolución, pero que se enrola en cierta tradición argentina de dibujo...
En fin, lo de chuño por lo que vi en el blog, no me parece tan mal... aunque lo veo medio deudor de Calvi...
Posperi, quedo a la espera de su retruque...

Visual Casual dijo...

Grande muchachos!
Hay que ser entusiastas y compartir lo que tenemos. Por eso agradezco la reseña de accorsi, por mas dura que sea.
Hay también un punto importante, esta bien tener de referencia a aquellos que han aportado a este arte nuevos horizontes, gracias a su talento y su originalidad, pero no esta bien a mi humilde entender, la comparación. El desafío es encontrar el lugar propio.

Pd: Calvi, un maestro! Pero no le debo nada, voy a su taller y creo que estoy al día con la cuota.

Influencias, choreos?
¿quién no?

Salud!



Diego Prósperi dijo...

La comparación es un ¿mal? inevitable. Creo que puede ser halagador que le comparen con Calvi, puesto que plásticamente, es muy elegante (a mi parecer). Esto me recuerda una frase de Yohji Yamamoto, que decía algo así como Copia, copia, copia. Que al final de la copia, te encontrarás a ti mism@.
Además, ya que estamos, podemos mencionar cierta similitud entre Ralph Steadman y Luis Scafati, je je.
Por otro lado, en el blog de "La papa", "La papa" puede decir lo que se le cante, porque como dijo Zacatillo, "Mi blog es mi castillo". No sé quién tiene la vaca atada, menos aún sin siquiera una viñeta dibujada. Igual, como si importara algo. Coincido con Fede Di Pila en que hay que ser entusiastas y compartir lo que tenemos.
Acá comparto para imprimir la primera edición del fanzine "Avec Pulover". La que vendemos en el stand es diferente, pero hasta por ahí nomás.

Sergio Tenis dijo...

Bah', a quién le interesa tu fanzine gafapasta con dibujos que no le gustarían ni al ogro Fabbiani. Andá a tomar clases con Nik, así vendés aunque sea un número, gil.

Diego Prósperi dijo...

No diga eso, me hace quedar mal delante de los muchachos...

gran-a dijo...

Me gustó mucho Chuño. Creo que esta muy bien formulado. Se lee fluido, la historia te atrapa y te quedas con ganas de leer una nueva aventura.
Y justamente esto se debe a que tanto el texto como el dibujo son funcionales a la historia.
Saludos!

Diego Prósperi dijo...

Uy, Gran-A, no diga eso, ¡ahora estoy re cebado y quiero leer este material! Pero ando con bárbara malaria y quizá si tengo un peso me compro un vino... el otro día compré un Carcassonne y estaba picado, casi. Yo no quiero decir que los chinos venden vinos picados, pero no ando teniendo mucha suerte con eso últimamente...

Facundo Wilgenhoff dijo...

Uh, me mataron y hasta hoy no me enteré jaja Mi comentario, a pesar de haber sido interpretado como "de mala espina", en sí buscaba ser lo diametralmente opuesto; pero bueno... a cada quien su veneno de elección.