el blog de reseñas de Andrés Accorsi

lunes, 6 de julio de 2015

06/ 07: BATMAN BLACK & WHITE Vol.2

Ah, bueno… Con razón durante mucho tiempo este fue el tomo más difícil de conseguir de los tres Black & White. En esta antología (compuesta por historias originalmente publicadas en la revista Gotham Knights en 2000 y 2001) hay papa fina, pero a un nivel devastador, aplastante. Y no sólo te destruye con los nombres, también con los trabajos que aportaron estos 39 autores entre los que hay mayoría de ídolos. Son 21 historietas, vamos a intentar repasarlas todas.
La de Paul Dini y Alex Ross (en la que Batman casi no aparece) es exquisita. Se merecía haber sido canónica. Gran narrativa, gran idea, todo muy lindo.
Chris Claremont y Steve Rude proponen una comedia muy graciosa protagonizada por Bruce Wayne, también sin Batman.
Muy linda la de Kelley Puckett y Tim Sale, con una técnica gráfica hermosa. El guión podría ser un toque más original…
No me cerró para nada el trabajo de Daniel Torres, no sé si porque perdí la costumbre de verlo en blanco y negro, o porque no se copó con el guión de Steven Seagle y no dio todo lo que puede dar.
La de Warren Ellis y Jim Lee, bastante menor, lastrada por el malabarismo narrativo que hacen ambos para que el Chino pueda meter pocas viñetas por página y pocos fondos.
Brillante lo de John Byrne, en un registro camp, casi un tributo a las historietas de los ´50, dibujado como los dioses.
Excelente también Paul Pope, con una historia muy sencillita, sin pretensiones, y un dibujo magnífico, muy jugado a los climas.
Las dos de John Arcudi me dejaron gusto a poco: una la dibuja Tony Salmons (muy zarpado) y la otra un John Buscema ya de vuelta, sin la calidad de sus años de gloria.
La de Paul Levitz tiene un guión livianito, casi setentoso, pero el dibujo de Paul Rivoche (mezcla de Jack Kirby, Alex Toth y David Mazzucchelli) la levanta enormemente.
Walt Simonson y John Paul Leon nos regalan una verdadera gema, con el Riddler como villano y mucho homenaje a Lewis Carroll.
La de Brian Azzarello y Eduardo Risso es flojita. La salvan los climas y ese manejo extremo del claroscuro que pela el león de Leones.
Otra joya es la de Howard Chaykin y Jordi Bernet (ma-mita) ambientada en la Segunda Guerra Mundial y con los diálogos repletos de chistes y juegos de palabras. Belleza.
Otra que no entiendo cómo no fue canónica (y cómo la remataron en 8 páginas en vez de estirarla para editarla como prestige de 48) es la de los maestros Alan Brennert y José Luis García López. Una cátedra absoluta, brillante por donde se la mire.
Dave Gibbons también juega a una onda retro, con un Batman copado y hasta gracioso, con miles de juegos de palabras y un montón de recursos que sólo se pueden lograr en una historieta.
El guión de Harlan Ellison está bueno, aunque requiere de páginas repletas de viñetas chiquititas para poder contarse en el espacio asignado. El dibujo de Gene Ha, sublime, de lo mejor del libro.
De las dos historias 100% en joda, me causó más gracia la de Ty Templeton y Marie Severin, pero la de Bob Haney corre con el caballo del comisario, que es el dibujo de un Kyle Baker prendido fuego.
Casi 100% en joda es la comedia de Paul Dini y Ronnie del Carmen, muy en la línea de la fundamental serie animada de los ´90, pero un poquito más zarpada en materia de insinuaciones sexuales.
Lo de Tom Peyer es bastante precario: su guión consiste en meras excusas para que el maestro Gene Colan dibujara lo que tenía ganas de dibujar… y se luciera a pleno.
Y cierro con un guión bastante light de Alan Grant, elevado al status de joya insuperable por los dibujos de Enrique Breccia, en su mejor trabajo para el mercado americano. ¿Mejor que lo de Lovecraft? Sí, y mejor que todo lo que publicó en blanco y negro en Skorpio y Fierro en los ´70 y ´80. Posta, nunca lo había visto al Churrique desparramar tanta jerarquía, tanta pasión, tanta dedicación en tan pocas páginas.
Aunque no te guste Batman, amigo viñetófilo, este libro es una fiesta de la historieta. Una fiesta sin colores, pero con un nivel de talento difícil de igualar.

1 comentario:

Martin Alvarez dijo...

¡saludos Andrés! te recomiendo leer Zero de Ales Kot, muy bueno son solo 18 números distribuidos en 4 Tomos.