el blog de reseñas de Andrés Accorsi

jueves, 5 de enero de 2012

05/ 01: LAS AVENTURAS DE TINTIN

¿Te acordás cuando en este blog se hablaba de historietas? Qué tiempos aquellos... Fuera de joda, mañana vuelven las reseñas. Hoy no podía dejar pasar el estreno de esta peli sin postear unas líneas acerca de la misma, ya que tuve la suerte de verla el martes.
Sé que por ahí hay mucha gente (incluso autores grossos) abocados a sepultar esta película bajo toneladas de lava radioactiva mezclada con ácido sulfúrico y diarrea de Galactus. Todo bien, respeto las opiniones de todos. Pero yo reivindico A FULL esta producción de Steven Spielberg y Peter Jackson.
Lo que por ahí menos me cierra es la técnica, ese mestizaje bizarro entre animación y live action. Yo por ahí la habría hecho toda en animación 3-D, tipo The Incredibles, con un laburo devastador en los fondos que –fieles a la tradición de Hergé- tenían que ser sí o sí hiper-realistas. Acá es TODO demasiado realista (el aspecto visual, digo), excepto las caras de los personajes, que tienen los ojos más chiquitos, no parpadean y se permiten ostentar esas narices zarpadas tan típicas del comic franco-belga. El resultado es un toque raro, porque si bien los personajes pelan expresiones 100% comiqueras, dependen mucho de la performance de los actores. Que están muy bien, sobre todo si pensamos que los actores son gente bastante vanidosa y acá nadie les ve las caras. A Daniel Craig (que interpreta al principal villano) lo toquetearon tanto que parece Daniel Fanego, por ejemplo.
Y lo otro medio raro es cómo los yankis convirtieron a los franco-belgas en británicos. El Capitán Haddock siempre tuvo onda británica, pero Tintín y los policías gemelos no, y acá son todos re-british. La ciudad donde viven tiene mucha onda franco-belga, la música es la música con la que los yankis identifican a Francia, pero la gente habla y se mueve como si fuera galesa o inglesa.
Pero vamos a los hallazgos, que son muchos y empiezan temprano. Después de la mejor secuencia de títulos que vi en mi vida (sí, mejor que la de The Incredibles), arranca una primera escena brillante, con un homenaje a Hergé sencillamente delicioso. Y a partir de ahí, te esperan casi 110 minutos al recontra-palo, en una aventura trepidante, repleta de acción y de gags muy efectivos, todo basado en –casualmente- los dos álbumes más vendidos de la hiper-taquillera serie de Tintín: El Secreto del Unicornio y El Tesoro de Rackham el Rojo, dos sagas originalmente realizadas por Hergé entre 1943 y 1944, tiempos de la ocupación nazi en Bélgica y Francia. Por supuesto, hay muchos elementos cambiados, omitidos y agregados, pero básicamente el argumento está construído en función de esas dos historietas.
Como en las pelis de Indiana Jones, acá Spielberg se va a la mierda con la acción. Hay largas secuencias impresionantes, de increíble intensidad, sólo opacadas por el hecho de que pasa de todo, se cagan a tiros, se caen de lugares imposibles, se morfan varios días en el desierto sin comer ni beber, saltan de cualquier lado, esquivan, se dan como en bolsa y nadie se lastima. Pero bueno, en las historietas de Hergé pasaban cosas tan o más inverosímiles. La más fumada es cuando logran hacer funcionar un avión con la baranda a whisky del aliento de Haddock. Ahí ya decís “naaahh, esto es cualquiera”.
Los personajes están bien explicados, bien desarrollados, muy respetados, el ritmo no decae, la historia cierra (y abre) perfectamente, los chistes son buenos (y no le roban el protagonismo a la aventura), pero lo mejor de todo es lo que Jackson y Spielberg NO hacen. Por suerte, se aguantaron las ganas de meterle a Tintín las dos cosas que TODA versión hollywoodesca de cualquier cosa mete, aunque sea a presión: los personajes secundarios de las minorías raciales (negritos, chinitos, latinitos...) y la historia de amor. Aunque no lo creas, acá hay 109 minutos de cine yanki SIN historia de amor, sin un sólo beso, sin nadie que le tire onda a nadie. Tintín es tan asexuado (o tan gay reprimido) como en las historietas de Hergé y toda su líbido está puesta en la aventura (o en Milú, que después de las cinco de la matina y con varias birras encima, no está nada mal).
No sé muy bien cuáles son las críticas puntuales que le hacen los puristas, pero tampoco me interesa demasiado. Las Aventuras de Tintín está pensada para que los borregos alucinen (y quieran más Tintín) y para que los fans de las historietas aplaudamos el cariño, el cuidado, el respeto con el que un yanki y un neozelandés se pusieron al hombro a las maravillosas creaciones de un belga que ideológicamente era nefasto (filo-nazi, chupacirios, fanático anti-comunista) pero como autor de historietas fue (y es) un referente absolutamente fundamental.

10 comentarios:

AVILEZ dijo...

LE DAREMOS UNA OPORTUNIDAD, ENTONCES: SINCERAMENTE NO LE TENÍA LA MÁS MÍNIMA FE.

Arconte dijo...

La critica que le hacen los purista es, en general, en lo visual. En ese uso raro del 3d tipico de las ultimas producciones Zemeckis que no termina de ser ni chicha ni limonada. Y los entiendo... Si el aspecto visual te produce rechazo de entrada, por mas que la pelicula sea perfecta no te va a cerrar. De la gente que vi que le daba con un caño estaban creo que Kricfalusi, Jerry Beck, Oscar Grillo... toda gente que hace o ha tenido que ver con la animacion...
Habra que verla, igual las opiniones son como los culos... todos tiene uno.

Leandro dijo...

Sí, hay críticas de los puristas que se las van a tener que meter en el toor con una sopapa. Y algunos ya están empezando. Incluso los críticos más Sherman también lo están haciendo. Basta conleer la crítica de Página 12, que de una clavó un 10.

Pablo Zambrano dijo...

en general coincido con vos andres. La peli est muy entretenida y bastante fiel al espiritu del comic. No me cerró, eso sí, lalgunas de las escenas exageradisimas (sobre todo esa inundacion al final), y no me copa mucho la tecnica de animacion, creo que hubiera preferido los ojos de puntito, pero eso es un detalle nerd nomas.
Lo que si te tengo que corregir algo: el argumoento en realidad mezcla el unicornio con el cangrejo de las pinzas de oro (de donde sacan la mayotia de las escenas donde tintin conoce a haddock, incluidas escenas del bote y el desierto). del album de rackam el rojo no hay nada, se lo estan guardando para la secuela.

Salem dijo...

No vi aun la peli, pero estoy segurisimo que la onda british de la que hablas probablemente se haya traspapelado en el guión, adaptado en este caso por dos brillantes británicos como Steven Moffat (Doctor Who, Sherlock) y Edgar Wrigt (Shawn Of The Dead, Scott Pilgrim)-
Me extraña que ni los menciones en la review, sobre todo a Wright, que está mas cercano al mundillo comiquero.

Anónimo dijo...

Andres, yo habia oido por ahi que para fin de año (el que paso) mas o menos iba a salir una continuacion de Fantagas o algo por el estilo, por la misma editorial, salio o va a salir?

Andres Accorsi dijo...

No salió y si sale, lo más probable es que sea para la próxima Feria del Libro.

Anónimo dijo...

Es que si ponian negritos, herge los mostraba como semimios, en cambio parece q admiraba mucho la cultura china...mas allá de su evidente etnocéntrismo, admitamoslo, muchísimos europeos son racistas, era tan malo Herge?lo pregunto porque vi un documental en hbo donde intentaban lavar su imagen y medio como q lo lograban ...no caía tan mal el tipo

Pablo Zambrano dijo...

creo que mas de la mitad de los europeos en esa epoca eran pronazis y chupacirios, por algo prosperaron tanto las nefastas dictaduras que hubo en esos dias. O sea, no da para justificarlo a herge, pero tampoco era especialmente un hdp. Lo que pasa es que por ahi uno tiene la imagen de que un artista debe ser alguien progre e ideologicamente intachable, cosa que es una fantasia, sino mirenlo a frank miller ahora.

rofe dijo...

A mi la película me encantó. Era lo que esperaba. Tal vez demasiado extensa. El diseño de los personajes creo que marca un nuevo "rubro", no son actores reales ni CGI del estilo Pixar. Es algo que ya se venía haciendo con las malísimas películas como Polar Express y Marte necesita mamás (o algo así). Por suerte esta no fue el caso.

Coincido en que la intro es sencillamente la mejor que vi en mi vida.

También estoy seguro que tiene muchísimos "guiños" que van a ir apareciendo a medida en que la vea unas cuantas veces más.